lunes, 27 de julio de 2009

Las increíbles aventuras del Señor Tijeras

La imagen (de la izquierda) compone junto a otros diseños la tapa del disco “Pequeñas anécdotas sobre las instituciones” de Sui Generis, publicado a finales de 1974. Este disco, cuyo nombre inicial iba a ser el de “Instituciones” (pero tuvo que ser suavizado debido a la censura), fue trabajado en un periodo negro de la historia Argentina. Como panorama general, había muerto el presidente Perón, Isabel Perón estaba al mando de un país en completa inestabilidad, corrían los tiempos del Brujo López Rega y la Triple A y se estaba hundido en la represión, censura, la clandestinidad, la vulnerabilidad y el terror que desembocarían en el Golpe de Estado del 76.
Hubo canciones que tuvieron que ser suprimidas del disco debido a sus contenidos (“Botas Locas” y “Juan Represión”), y varias letras sufrieron modificaciones para que puedan ser lanzadas al público. El disco choca de una manera muy frontal con lo establecido, a través de cada una de sus canciones y lo hace de una manera implícita, a través de metáforas y comparaciones que hacen que las canciones no sean comprendidas con facilidad. Las composiciones pueden ser consideradas como reflejo de lo que era la realidad en ese momento, y nos transmiten sentimientos frente a la atmósfera.
Pero en esta entrada, en realidad quería focalizarme solamente en una de las canciones, “Las increíbles aventuras del Señor Tijeras” la cual se focaliza en la censura de la época, el elegir qué se muestra y qué no, la preselección que impide al individuo elegir libremente por sus propios medios, el método de control social implementado a través de la cultura. La censura recorta el significado original, hace perder la esencia, lo presentado deja de ser lo que era en un principio, quedando amorfo.
Las increíbles aventuras del señor Tijeras
http://www.youtube.com/watch?v=i0XkQz1G4LE (Para escuchar la canción)
Escondido atrás de su escritorio gris / un ser bajo, pequeño, correcto y gentil, / atiende los teléfonos y nunca está, / mira a su secretaria imaginándola / desnuda y en su cama, / y vuelve a trabajar. / Entra en el micro cine y toma ubicación / hace gestos y habla sin definición, / se va con la película hasta su hogar, / le da un beso a su esposa y se vuelve a encerrar / a oscuras y en su sala / de cuidar la moral. / Entra ella y se va desvistiendo, / lentamente y casi sonriendo / alta, blanca, algo exuberante, / dice: "Hola" y camina hacia adelante. / Mira al hombre pequeño que se raya / cuando ella sale de la pantalla. / Y el hombre la acuesta sobre la alfombra, / la toca y la besa, pero no la nombra. / Se contiene, suda y después, / con sus tijeras plateadas, recorta su cuerpo, / le corta su cuero, deforma su cara, / y así mutilada la lleva cargada hasta la pantalla / justo a la mañana. / No conozco tu cuerpo ni se más quien sos, / vi tu nombre en el diario y nadie te vio, / la pantalla que sangra ya nos dice adiós. / Te veré en 20 años en televisión, cortada y aburrida, / a todo color / a todo color / a todo color.
Estrofas censuradas: Yo detesto a la gente que tiene el poder / de decir lo que es bueno y lo que es malo también, / sólo el pueblo, mi amigo, es capaz de entender / los censores de ideas temblarían de horror / ante el hombre libre con su cuerpo al sol.
El Señor Tijeras representa a Miguel Paulino Tato (imagen de la derecha), quien fue nombrado interventor del Ente de Calificación Cinematográfica durante el Gobierno de Isabel Perón y que permaneció durante la dictadura del 76 en este puesto. Sexo, violencia, terror, posiciones políticas disidentes, nada de todo aquello que atentaba contra la moral subía a la superficie. Tato representa la mayor cantidad de prohibiciones y recortes cinematográficos en la historia de nuestro país. De aquí resultaron exhibiciones filtradas y controladas, cultura limitada, definida, resultado de la falta de libertad de expresión. La canción consta, a través de sus versos, de una sucesión de escenas que resultan en una especie de película para los oyentes. La mujer a quien mutila, viene a representar toda aquella película que se recortaba según los principios establecidos, por eso mismo el censor se encierra en su sala “de cuidar la moral”. Se puede interpretar al Señor Tijeras como alguien que también se censura a si mismo, a sus pensamientos, en lo relacionado con las fantasías con su secretaria y la realidad con su mujer, por lo que la censura se implementa tanto para afuera de sí como para sus adentros.

6 comentarios:

  1. Muy buen la nota Rochi, la verdad es que no conozco muchas canciones de Sui Generis, pero me impresiono la manera en que tratan de vivir temas fuertísimos como la represión y la violencia de aquella época. Son difíciles de entender y las metáforas que usan son increíbles, como la comparación de una mujer con la cinta de una película recortada por la censura. Esta bueno también para que la gente que escucha estos temas pueda recordar, si es que lo vivieron, o conocer como se vivía en épocas oscuras. Son épocas que muchas veces se olvidan y gracias a la música se pueden recordar.

    ResponderEliminar
  2. Esta buenísima la nota, esta bueno ver como apartir de la censura o represión surgen nuevas formas creativas de seguir comunicando y transmitiendo pensamientos. Las metáforas usadas son muy buenas y como dice Cata nos ayuda a entender un poco mas el momento por el cual estaba pasando el país, el clima que se vivía.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con los comentarios de las chicas, muy buena la nota y el análisis de la letra y de la situación sociocultural.

    Ojalá sirva para que otros se inspiren y suban entradas analizando canciones de los grupos de música que les gusten y que puedan relacionar con algún tema social interesante.

    El caso específico de Miguel Tato también fue tratado en la película "El censor" de 1995, protagonizado por el amigo Ulises Dumont, se las recomiendo.

    Respecto al disco de Sui Generis, el título bien podría ser una interpretación de buena parte de la obra de Foucault: "Pequeñas anécdotas sobre las instituciones". Y es realmente muy bueno, me gustan mucho "El tuerto y los ciegos" y el tema un poco más convencional musicalmente, pero igual de emocionante aunque pasen los años "Para quién canto yo entonces".

    Hay una pregunta muy importante que me parece bueno hacerse. Para cualquier sociedad ¿Quiénes son los encargados "de cuidar la moral"? ¿Y cuáles sus intereses?

    ResponderEliminar
  4. donde puede encontrarse este mismo tema sin censura?... pregunto porque pude encontrar la letra original de "instituciones" (sin censura).

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Gracias - soy inglés y ahora entiendo la cancion mucho mejor. Para mi Sui Generis son unos de los grupos mas interesantes que cantan en castellano.

    ResponderEliminar